dimecres, 4 d’abril de 2012

Primícia del nou llibre d’E. Galeano, "Los hijos de los días"

El placer de ir
En 1887 nació, en Salta, el hombre que fue Salta:
Juan Carlos Dávalos, fundador de una dinastía de músicos y poetas.
Según dicen los decires, él fue el primer tripulante de un Ford T, el Ford a bigote, en aquellas comarcas del norte argentino.
Por los caminos venía su Ford T, roncando y humeando. Lento, venía. Las tortugas se sentaban a
esperarlo.
Algún vecino se acercó. Preocupado saludó, comentó:
-Pero don Dávalos... A este paso, no va a llegar nunca.
Y él aclaró:
-Yo no viajo por llegar. Viajo por ir.

 
KALVELLIDO, REBELIÓN, 4-4-12